1 Followers
9 Following
kelian

kelian

Currently reading

El libro de la señorita Buncle (Rara Avis)
D. E. Stevenson
The Darkness That Comes Before
R. Scott Bakker
SPOILER ALERT!

The Man in the High Castle

The Man in the High Castle - Philip K. Dick Una obra controvertida, magnífica, con una estructura sutil y unos personajes muy creíbles.

Nos encontramos a los años 60 pero en un universo paralelo al nuestro, donde Alemania y el Japón han ganado la guerra a los aliados, donde buena parte de África ha sido esclavizada, los judíos continúan perseguidos y donde los EE.UU. se han dividido en dos partes: La costa este controlada por el Reich y la costa oeste por la nación nipona. Los americanos están sometidos al poder tecnológico de Alemania y al poder espiritual traído por los japoneses.
Poco a poco, Dick nos presenta a una serie de personajes interconectados entre ellos de forma sutil (éste vende piezas de colección a otro; aquélla ha estado casada con otro de los protagonistas), pue en realidad su único punto en común es que todos leen La Langosta se ha posado. Nos muestra su vida diaria de manera que así el autor puede abarcar una parte importante de la sociedad americana, tanto la autóctona como la de ocupación. Hay personajes americanos, japoneses, alemanes, seguidores del Reich, espías, trabajadores rasos, y gente que no sabe por dónde navega, que no sabe cuál es su papel en este nuevo mundo. El ritmo y el pesimismo propios de Dick resultan para mí más que adecuados para reflejar la depresión moral de unos personajes oprimidos por sus (ya no) nuevos dominadores.
Dick presenta a la sociedad americana derrotada moralmente, y me pregunto lo que eso debió suponer en el momento de su publicación. Es cierto que cae en los tópicos de nazis malos malísimos, y cómo no, ridiculiza a Hitler, que agoniza en una clínica, víctima de una sífilis cerebral. Pero no sólo los presenta como derrotados, sino que esa situación que en principio resulta terrible e increíble, es aceptada como rutina para los protagonistas que la están viviendo. Representa una sociedad sometida y los problemas morales y existenciales de los vencidos pero también de los vencedores (magnífico señor Tagomi con sus dilemas espirituales).
La historia que cuenta es menos importante que la descripción de esa vida cotidiana y de los pequeños sinsabores de sus personajes. No hay una gran aventura, no hay un héroe a quien admirar. Sólo hay gente corriente tratando de sobrevivir día a día, de recuperar su dignidad. Me parece una idea muy original que el nuevo rostro de esos americanos asome a través del arte contemporáneo tallado por un artesano, y que en un momento dado, uno de estos americanos haya de escoger entre hacerse rico plegándose a los deseos de otros, o bien sacar la dignidad de donde la encuentra y seguir su propio camino.
Y ahora viene la pregunta, ¿de qué habla el libro? Pues habla de la realidad. O más bien, de lo alterable que puede ser la realidad, y por tanto, también la historia. Para Dick es un tema recurrente, definir qué es la realidad, hacernos dudar sobre lo que es real o lo que no.
Porque tenemos ese libro, La langosta se ha posado, donde se describe una realidad alternativa en la que los Aliados ganan la guerra al Eje y los británicos acaban apoderándose del mundo. El hecho de que una realidad cercana a la nuestra aparezca aquí como un libro de éxito, nos hace partícipes de la historia. Es más, como dijo Borges, incluso nos puede hacer sentir incómodos, porque podría parecer que alguien está escribiendo nuestra propia historia.
El mayor problema del libro radica en ese final que deja tantos cabos sueltos y que a mucha gente le disgusta. Personalmente me gustan esa clase de finales que me hacen volver sobre el libro, aunque sé que mucha gente espera una conclusión menos desconcertante y más clara. Para mí ese final consigue un efecto dramático y de choque que es necesario. ¿Qué ucronía es la auténtica? ¿La que nos cuenta Dick, la que nos cuenta el libro? ¿Conviven ambas? ¿La nuestra? ¿Qué nos garantiza que nosotros somos reales? Esa es la pregunta fundamental, y creo que es mejor que cada persona saque sus propias conclusiones.